Estoy bien, estoy despierto y estoy consciente. Pero me siento extraño. Como el que se sabe camino de un cambio inexorable tras una pequeña pero perturbadora revolución interior. Y no por mi última derrota, auténtica alegoría del fracaso de la amistad. Eso no ha sido más que la nota final de una partitura más extensa y que empezaba a sonar desafinada. Y aquí me encuentro, metabolizando mis últimas vivencias, mis últimos desatinos y mis últimos tropiezos. Descifrando con la curiosidad científica que me caracteriza, la alquimia de éste puchero de sinsabores y de satisfacciones que juntos, como auténticos hermanos peleados y acompasados al unísono, te hacen subir un peldaño.

Extraño - Lucas-JM

Quiero seguir subiendo, a donde sea –repiten a coro mis voces convencidas y conspicuas-. Y el viaje para subir se me antoja positivo y lleno de magia, aunque al principio lo contamine  y lo sujete un poco la huérfana pereza que alimenta los años mal contados … por siglos.

Cuesta soltar lastre, y quiero, y puedo. Pero parece que se abandone al hijo que se hizo mayor o que se deseche la fruta podrida. Podría ser lo mismo, quien sabe. No obstante, la costumbre, el amor simplemente a lo luchado y a lo vivido, la nostalgia. Y un vértigo cargado de determinación sano y necesario para contrarrestar esta incertidumbre en la transición por esta zona tranquila y desmilitarizada de mis mal amarrados recuerdos. Pero a la vez, con esa indescifrable melancolía infantil del mar abandonado al medio día porque se sabe por el momento tierra inaccesible e impenetrable, tierra de nadie.

¿Qué pasará? -me pregunto. ¿Acudirá alguien a rescatarme?. ¿Vendrá a darme ánimo y aliento?. ¿O a rematarme en el suelo?. ¿Me pillará en cualquier caso desprevenido, o preparado? ¿Llegaré?. Tonterías. Claro que llegaré, aunque ahora mismo, me sienta –me repito-, especialmente cerca de mí mismo y de todos mis “yo” a la vez. Extraño.

Sí, sin duda, todo acabará en su sitio, resolveré mis tribulaciones y mis dudas, el ejercicio diario, con los datos que me dan y con las herramientas de las cuales dispongo. No voy a ser yo quien contradiga las leyes exactas del universo. Y menos aun, las leyes impredecibles de lo humano.

He sido quizá un poco lírico al expresarlo y quizás puedas tomarme por loco. Pero no te alarmes, mi cabeza está en su sitio, mi alma permanece consciente y despierta y mi corazón bombea lo suficiente. Mañana vuelvo a ser feliz, te lo aseguro. Y si no sale el Sol, me lo pinto: me lo tengo prometido.

– Lucas JM

¿Qué puede ser ese sentirse extraño?¿Porqué tenemos que clasificar todo en una categoría de bien y mal, bueno o malo?
¿No crees que algunos aspectos o de las cosas que hacemos en la vida no son ni buenos ni malos?  ¿Nos excedemos con los juicios?
¿Has sentido sencillamente alguna vez, el placer y la intriga de sentirse sencillamente …. extraño?

Blog Literario Lucas JM

ig: @saculbitacora 
tw:  @saculBitacora
lucasjimenez@youbeart.com
https://www.facebook.com/saculbitacora
https://www.facebook.com/SaculJM

 
Lucas JM Quiero lo que siento

10 Replies to “Extraño”

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.